Catedral de León

Fotografía de Guillermo Revuelta Díaz-Faes

Edificio de Botines

Fotografía de Guillermo Revuelta Díaz-Faes

Un rincón de León

Fotografía de Guillermo Revuelta Díaz-Faes

Hoja en el Parque

Fotografía de Guillermo Revuelta Díaz-Faes

Rincón de las murallas de León

Fotografía de Guillermo Revuelta Díaz-Faes

jueves, 10 de abril de 2014

VENANCIO IGLESIAS MARTIN



Venancio Iglesias Martín realizó sus estudios de Filología Española en la Universidad Complutense de Madrid. Fue discípulo de Dámaso Alonso, Rafael Lapesa, Eugenio Bustos, Rodríguez Adrados. Obtuvo la cátedra de Lengua y Literatura Españolas en el año 69. Director del IES Alcantarilla, Murcia. Ha ejercido como profesor en diversos centros de Enseñanzas Medias. Tiene escritas y no publicadas tres novelas que se publicaran en breve y escribe normalmente en el periódico local Diario de León, aunque ha publicado también en La Crónica- el Mundo, el diario de Santa Fe, Argentina y en “La Mañana” de Casablanca, así como en la revista Aljamía. Autor de "La literatura en la enseñanza del español para extranjeros". Consejería de Educación de Rabat. Varios cuentos publicados en revistas y en grupos premiados. El libro de cuentos titulado "Moquito". "Cuentos" Edit. Institución el Brocense de Cáceres. "El león del Atlas y otros relatos" Edic. para Ministerio de Cultura El libro de relatos "Esperando a Susana" y el libro de relatos "Sombras en el camino".






¿Cómo descubres tu vocación?

Vocación es una palabra muy ambigua. ¿Es responder a una llamada? ¿Una de las nueve musas te llama por la noche y te pide que hagas versos? ¿Mantiene la palabrita ese primer elemento religioso y, quizá, se ha sacado de ese contexto para entrevistar poetas y artistas en general? La divinidad llama por la noche y el poeta debe responder positivamente a la llamada. ¿Cómo fue, cómo descubriste tu vocación? El asunto es muy lindo y reconozco que los artistas suelen caer en la trampa y contestar con vagos recuerdos de cómo sintieron esa llamada y necesariamente la siguieron. Así mantienen el tópico insostenible del origen y la verdad de la antigua sacralidad de la palabra. Todos dan por sentado que cuando siguieron ese camino lo hicieron porque sintieron la llamada, experimentaron la necesidad de seguirla y así aseguran que la palabra vocación sigue teniendo sentido. Pero no existe esa llamada, porque no hay nada fuera que nos llame a escribir. El asunto se explica mejor como voluntad de hacer permanecer ideas y sentimientos, como voluntad de dejar rastro de acontecimientos de enorme importancia que florecen, ay, en el interior casi infinito de cada uno: un interior cerrado como una mónada, si no fuera por el lenguaje.

El niño moja una pipa en agua jabonosa y sopla por ella, y una pompa irisada flota llevándose su aliento y su alma. He ahí el hecho fascinante de la poesía y del arte en general. Una pompa en la que se encierra parte del alma (el aliento es la vida) y se confía a la publicidad. Así empecé a mirar la escritura, poesía o prosa. Muy pronto descubrí que otros miraban también con mayor o menor atención esas pompas y deduje que allí, en la burbuja exhalada vivía un enigma cuya belleza seguían los ojos hasta que perdía su fascinación en un estallido. Empecé a leer muy pronto y a escribir con una letra menuda, también muy pronto.

A fuerza de leer (y estudiar) no solo aprende uno el mejor uso del idioma sino la modulación de emociones y sentimientos. Escribir es sencillamente hacer dibujos enigmáticos: dibujos que traducen, que llevan como la pompa de jabón el enigma que vive dentro de cada uno y, como la pompa, se expone a la mirada de los demás. ¿Cuándo sentí el deseo de soplar la pipilla para crear pompas? En la infancia. Pero no tengo fecha. Se escribe porque se ha escrito, como diría Slotrerdijk, y el punto de partida es incierto siempre.



¿Se nace lector o se aprende a leer?



No entiendo muy bien eso de nacer lector. ¿No es eso creer en un destino prefijado? ¿Estará relacionado con la vocación? Nos pasamos la vida analizándola, y los que escribimos, escribiéndola. Aprender a leer no es más que descubrir el enigma que encierran los signos. El nene vive un mundo maravilloso y desde muy pronto busca sonidos que otros utilizan, para designar objetos. Un sinsentido como dados tararí prrroooon describe en el idioma emocionado de un niño, un desfile de los soldados al son de la trompeta y los tambores. Lo sabemos porque mira asombrado el desfile y lo señala con el dedo. ¿No es precioso? Descifrar los dibujitos de las letras es tarea fascinante. ¿Por qué aplazarla atendiendo a boberías psicológicas? Yo leía de corrido cuentos de los hermanos Grimm a los tres años y medio. Al comienzo, la hija de la vecina (Rosina) me señalaba con el dedo bajo las palabras, pero pronto dejé de necesitarlo. Y cuando mi madre me mandaba con cinco años a por un hervidor de leche a la cuadra de Zorungo, con frecuencia me paraba a recoger un trozo de periódico y leerlo. Relatos truculentos de El Caso me dejaban siempre la amargura de no saber todos los detalles de un crimen. En esos trozos aparecían fragmentos de vidas de futbolistas, artistas, toreros… Aprender a leer… esa es la primera fascinante manera de entrar en el mundo que no es otra cosa que establecer con él relaciones de todo tipo. Aprender (y pronto) a leer es el primer paso para aprender a escribir. La alternativa es: o se aprende a leer o se queda uno ciego para el misterio y el relato del misterio, que eso es escribir.



¿Crees que hay una edad para cada libro?

No. No lo creo. No me parece cuestión de edad sino de pasión y curiosidad por todo eso que sucede en el alrededor, eso que Ortega llama circunstancia, y se vierte en lenguaje. Hombre, es cierto que luego encontramos lo que llamamos universos de lenguaje complejos, cuyo léxico y sintaxis requieren adiestramiento. La Crítica de la Razón Pura no es lectura recomendable para niños porque tiene un universo idiomático muy complejo. Pero fuera de los lenguajes artificiales de la ciencia o la filosofía, que necesitan especial adiestramiento, se usa el lenguaje natural no especializado para otro reflejo: el de las narraciones cortas o largas que los autores hacen de sus vidas. Esas están al alcance de todos; y cuando digo todos quiero decir todos; menos los sordomudos, que diría Brassens irónicamente. Con un maestro de primeras letras que contagie la curiosidad y fascinación por lo que las palabras esconden, es suficiente. Luego, basta un diccionario al lado de quien abre un libro.



¿A qué escritor te gustaría parecerte?

¿Quiere decir si me gustaría ser como alguno de los grandes que he leído? No. Me gustaría no parecerme a ninguno. Por suerte o desgracia, como el lenguaje (la materia) que usamos es común, todo lo que los grandes han dejado en él, está presente en cada página de mis libros. Los escritores somos herederos millonarios que, a veces, olvidamos la riqueza heredada.

Y la cautela que trata de evitar el plagio, no rechaza la imitación ni puede evitar la impregnación del sentido que ellos dieron a las palabras en sus libros. Si quieres conocerte, mírate en otra alma… Son las voces amadas que diría Hölderlin, las que resuenan en nosotros. Pues bien: raramente somos originales en el uso del idioma; cuando lo conseguimos, presentimos que una nueva grandeza asoma en el horizonte de nuestra vida. Mis libros están condicionados por una fuerte intertextualidad: quiero decir que todos los autores que he leído tienen en ellos algo de lo que ellos vivieron tan intensamente y contaron con tanto arte. Alguien puede decir: esto suena a Quevedo, a Garcilaso, a Cervantes, a Baroja o Th. Mann, Steinbeck o Faulkner… Puede ser. Yo acostumbro a decir que me plagiaron ellos. Lo que pasa es que yo nací más tarde, pero no es culpa mía. Dejando de lado el humor, diré que las posibilidades de combinatoria de los signos lingüísticos y la asociación de significados es casi infinita; por lo que, cuando escribo, o cuando leo algunos poetas como Unamuno, Machado, Ángel González, Hernández, Lorca o por citar algunos poetas actuales, vivos y jovencitos y de acá, como Julia y Ana Conejo o Ángel Fernández o Carmen Busmayor, Colinas, o Raquel Lanseros siento una enorme envidia; lo que dicen tan hermosamente lo debería haber dicho yo. ¿Parecerme a alguno, a todos? No. Su lectura es diálogo de amor y en el diálogo, sobre todo el amoroso, cada uno debe manterer su propia verdad.



¿Qué opinas de los premios literarios? ¿Crees que son un trampolín para escritores noveles?

No sé. Gané algunos de cierta relevancia y… hoy pienso que hay demasiados; que los jurados no siempre conocen los materiales de las obras que examinan, ni la organización de las mismas, ni su horizonte de alusividad como debieran. No es raro que obras extraordinarias sean rechazadas, porque el autor no se parece escribiendo al miembro del jurado que las juzga. Por otra parte, cuando los jurados son excelentes, no tienen tiempo para hacer la primera selección y dejan eso en manos de “gente de su confianza” que seleccionan, a veces, obras muy pobres que, finalmente, son premiadas. Argent de poche decía Antonio González-Guerrero cuando recibía el dinero de un premio. El dinero no cuenta. Si el premio es de tamaño mayor, casi siempre se sabe de antemano a quién se lo van a dar. Me lo dijo Cela en una ocasión en que quedé finalista con Umbral en el Antonio Machado de Relatos Breves: -Su relato es tan bueno y mejor que el de Umbral, pero usted comprenderá que teníamos que dárselo a Paco, el segundo sin embargo, no está mal… y yo lo comprendí. El mejor premio que un autor novel puede recibir es el resultado de su trabajo; si el trabajo de escribir le ha llenado de riqueza, si ha encontrado una bella expresión de su alma, un espejo en que se identifica a sí mismo, si se ha hecho mejor y más humano, si la compasión y la nostalgia de un mundo mejor lo embargan en su creación, entonces ese es el premio y trampolín, cada ver más alto, sobre el mar del idioma, donde debe zambullirse una y otra vez.



¿Crees que los medios audiovisuales ponen en peligro el libro?

No. Creo que se lo han cargado hace tiempo. Eso no quiere decir que no haya muchos lectores embargados por la sacralidad, la vieja magia que emanan las páginas de un libro. Con mucha frecuencia sin embargo, para muchos lectores, todo texto que tenga extensión mayor de 20 líneas suele producirles fatiga. Como escritores… es pavoroso asomarse al móvil de un adolescente o echar una ojeada a las redes sociales. El lenguaje se ha depauperado hasta extremos inconcebibles que hacen del escritor una especie de homo stultus, casi ágrafo e ininteligible, por no respetar cuatro reglas de escritura. El vacío humano que esto supone, me hace temer para el futuro guerras pavorosas desconocidas hasta ahora. Un desastre. Cierto que algunos alcanzan un extraordinario nivel conceptual en el uso rápido del idioma de sus mensajes. Pero el idioma de una mayoría de los chicos tiene la tara de los media: rapidez y vaciado de sentido. Para colmo ha aparecido el relato hiperbreve. Por bromear con Monterrosso, el dinosaurio sigue esperando en las exiguas líneas del sueñecito de una tarde de verano. ¡Lástima! Insisto, sin embargo, en que nacen escritores todos los días. Muchos desaparecen con su primer libro y otros son promesas y otros son un auténtico cosechón de valor humano. Benditos sean, todos.



¿Qué opinión te merece el libro electrónico?



El soporte es accesorio. Sea papel o pantalla pixelada, carece de importancia porque el libro está más allá de esa materialidad. Cada relato, cada poema es un libro que leemos sin prestar atención al papel o a la pantalla. ¡Estaríamos buenos! ¿Se imagina un espectador intentando comprender el cuadro por la calidad del algodón del lienzo? Qué sea mejor es cuestión estéril para lo que nos ocupa. Si atendemos al medio ambiente… bla, bla, bla. El papel contamina y la pantalla contamina. Personalmente, para leer prefiero el libro en soporte papel. Para escribir, la pantalla y el teclado. Maravilla de unas manos que recuperan el primer sentido de hominización en la punta de los dedos por los que, en mágica procesión, salen las lineas que relatan una vida.



¿Nos podrías recomendar un libro?

No. Es peligroso. Pero me arriesgaré. Esperando a Susana o Sombras en el Camino en la editorial Akrón son de los menos peligrosos, porque son míos y el “daño” no puede ser grande. Para educar el estilo: Cervantes. Para llenarse de ideas emocionadas y emocionantes, Machado. Para gozar de la escritura brillante de pasión y artificio, Miguel Hernández. Para gozar en la lucidez del desencanto, pues Baroja. Si se quiere andar en el temor y temblor religioso, Unamuno. Si busca asombro formal sobrecogedor, García Márquez… Como ve, excepción hecha de los míos, no le recomiendo libros sino autores, pero unos pocos y ya clásicos, porque podríamos pasarnos la noche citándolos.



Actualmente en qué estás trabajando

Estoy en las últimas correcciones de una novela escrita hace tiempo titulada La soledad de Alvarito Somoza que saldrá a la luz este mes. Estoy escribiendo otra, titulada Diario de Soledad sobre la violencia doméstica por ser la más cruel, esa que denuncia la brutalidad en el ámbito del amor. Nos echaron del Paraíso a empujones ¿sabe? Cuando se trata la violencia, se tratan los matices de la violencia en la casa, en el colegio, o la calle; se habla de la vida que está hecha también de violencia desde el paraíso del que nos echaron por juguetear con el bien y el mal, negándonos para siempre el retorno.







martes, 8 de abril de 2014

VIAJE AL PAÍS DE LOS CUENTOS ABRIL


Durante este mes vamos a realizar nuestros cuentos y su actividad posterior en:

 -Punto de Lectura Espadaña el 21 de abril.
 -Biblioteca Puente Castro el 22 de abril.
 -Biblioteca Cronista Luis Pastrana el 28 de abril.
 -Biblioteca Padre Isla el 29 de abril.



miércoles, 2 de abril de 2014

ALBUM VIAJE AL PAÍS DE LOS CUENTOS MARZO

Aquí tenéis las fotos de los últimos cuentos que hemos realizado.
PUNTO DE LECTURA
PUENTE CASTRO
CRONISTA LUIS PASTRANA
PADRE ISLA

lunes, 24 de marzo de 2014

ACTUACIONES REALIZADAS EN LAS BIBLIOTECAS MUNICIPALES PARA CELEBRAR EL DIA DE LA POESIA

ACTUACIONES REALIZADAS EN LAS BIBLIOTECAS MUNICIPALES PARA CELEBRAR EL DIA DE LA POESIA Incluidas dentro del programa El Desván Cultural del Plan Municipal de Fomento Lector. Día 20 de marzo Organizado por SEEC LEÓN LA POESÍA Y LAS ARTES ESCÉNICAS: DECLAMACIÓN, GESTO Y DANZA Hora: 12-12.20 h. Poesía en la Grecia antigua. Presentación con imagen y sonido, preparada por los estudiantes del IES Ordoño II de León bajo la dirección del profesor Manuel Seoane Rodríguez. Hora: 12.20-12.40 h. Poesía española de Federico García Lorca, ambientada con acompañamiento de música y danza, preparada por estudiantes del IES Juan del Enzina bajo la dirección del profesor Manuel Alfayate. Declamación de poesía española por parte del profesor y de algunos de los estudiantes. Hora: 12.40-13.30 h. Poesía clásica de Grecia y de Roma, acompañada de música y canto, preparada por los estudiantes del IES Juan del Enzina bajo la dirección de los profesores Oscar Ramos Rivera y Francisco José García Martín. Desde las Bibliotecas Municipales agradecemos vuestra participación en esta jornada, puesto que a través de La Poesía habéis conseguido trasmitir sentimientos vivos.
DÍA 20/03/14
Día 21 de marzo. RECITAL POÉTICO PLATERO CON LA POESÍA. LA POESÍA CAMINA CON PLATERO Se ha desarrollado un proyecto para fomentar la lectura a través de la poesía que incluía la colaboración de las Bibliotecas Municipales en el apartado de fomento de la lectura. El proyecto consistía en la organización de un Recital Poético, bajo el lema Platero con la poesía. La poesía camina con Platero, aprovechando el Día Mundial de la Poesía para celebrar el 100 aniversario de la primera publicación de “Platero y yo”. El recital poético, además de la declamación de los participantes, ha incluido una exposición y soportes audiovisuales que recogen los trabajos realizados por los alumnos en torno al centro de interés propuesto. La actividad contó con la presencia del Sr. Concejal de Educación, Francisco Javier Reyero y con la siguiente participación: el profesorado y 75 niños del Colegio de San Claudio, el CRA de Soto de la Vega y la Jefa de Estudios, Camino Ochoa Fuertes, la Presidenta del Centro de Alzheimer, un grupo de Mayores del Centro de Alzheimer, Mª José Merayo, Sarita A. Valladares, Venancio Iglesias, Milagros Martínez, Mª Dolores Otero y Mari Nieves Martínez.
DÍA DE LA POESÍA 21/03/14
Desde las Bibliotecas Municipales agradecemos vuestra participación en esta jornada, puesto que a través de La Poesía habéis conseguido trasmitir sentimientos vivos.

viernes, 14 de marzo de 2014

DÍA DE LA POESÍA 2014




viernes, 7 de marzo de 2014

VIAJE AL PAÍS DE LOS CUENTOS MARZO


Este mes tenemos varias fechas significativas como son el día 8 de marzo "Día de la Mujer Trabajadora",
el día 20 la llegada de la primavera y el día 21 "Día de la Poesía" por eso nuestros cuentos tratarán todos estos temas.


Las fechas de los cuenta cuentos del mes de marzo son:

-17 de marzo en Punto de Lectura Espadaña.
-18 de marzo Biblioteca Puente Castro.
-19 de marzo Biblioteca Cronista Luis Pastrana.
-20 de marzo Biblioteca Padre Isla.

¡Esperamos vuestra participación!