Félix Fernández López

12:10 Red de Bibliotecas Municipales de León 2 Comentarios

Félix Fernández López. Se dedica a la enseñanza. Ejerció como colaborador en prensa y radio entre los años 1986 y 2005, con una especial dedicación al arte en León. Ha estado siempre ligado a la escritura y recientemente al teatro, donde también continúa la labor de autor. Sus obras teatrales son representadas por el grupo teatral LAGA LERNA TEATRO, de León. Entre sus obras destacamos los siguientes títulos:

PROSA

- El libro de las maravillas y los monstruos en S. Isidoro y la Catedral de León.
- Tal vez el último eclipse.
- Notas desordenadas para un cuaderno de invierno.
- Recuperando la inocencia.
- Las mínimas horas de viento y piedra.

TEXTOS TEATRALES

- Fablilla de Avellaneda.
- Ronda de Sombras.
- ¡Esculapio, viejo Esculapio!
- El libro que volvió loco al Quijote.
- Pasodoble.
- La toma de Zezinna.
- Cuentos del Destino.
- Que mis mentiras sean verdades.
- Cartas Amarillas.


1.- ¿Se nace lector o se aprende a leer?

Se aprende a ser lector, a especializar en la lectura esa curiosidad vital con la que nacemos. Es fruto de nuestra sed de comunicación.

2.- ¿Crees que hay una edad para cada libro?

Seguro. Y un lugar y un momento. Lo que sucede es que la edad no es un concepto generalmente válido en lectura. También hay otros factores como enseñanza, familia, ambiente social. Y todo ello contribuye a que lo que unos leen a los dieciséis, a otros les pueda costar dos años más.

3.- ¿A qué escritor te gustaría parecerte?

No tengo preferencias en ese sentido. Me gustan más los libros que sus autores. Y los autores me gustan si se convierten en libros, sus biografías.

4.- ¿Nos podrías recomendar un libro?

Me parece la cosa más difícil del mundo. Te puedo decir alguno, pero casi por razones sentimentales. Venga, la primera parte de “David Copperfield”.

5.- ¿Crees en los bestsellers? ¿Pueden crear adictos a la lectura?

Sí. Están ahí. Forman parte de la literatura. Y opino que han ayudado a muchos a aficionarse a la lectura, seguramente más que los planes de fomento. En su día también ocurrió con las novelas de Zane Gray o de Marcial Lafuente Estefanía, por ejemplo.

6.- ¿Crees que los medios audiovisuales ponen en peligro el teatro?

No. El teatro tiene la capacidad de fagocitarlo todo. Por eso hasta se pone a veces en peligro él mismo, él solito.

7.- ¿Qué ha pasado con el teatro español?

Que es español. Y eso lo mantiene largas temporadas en segundo plano. Cuando no es por modas, es por nacionalismos; y si no por progresía, por desmemoria histórica, por excesiva memoria. Aquí casi no hacen falta motivos, casi siempre una parte del teatro español ha estado enfrentada a la otra parte.

Pero digamos que ahora lo veo en una gran parte muy vivo, muy activo.

8.- ¿Por qué no se escribe tanto teatro?

Se escribe mucho teatro en la actualidad. Creo que es una de las facetas de la literatura que cuenta con más autores.

9.- ¿Dónde están los nuevos autores?

Trabajando. Escribiendo mucho y supongo que buscando editores, porque salvo entres comunidades, se edita poco teatro. Pero en Internet hay mucho, mucha obra y mucho autor.

10.- ¿De qué trata tu última obra de teatro?

De lo que nos hacemos cuando decidimos romper las ilusiones que un día nos empujaron. Y de cómo además del motor del mundo, nosotros somos también el freno.

11.- ¿Cómo surgió la idea de esta obra?

De una broma. De una broma entre amigos, tratando de convencer a uno de ellos para que actuara, para que se subiera a las tablas.

12.- ¿Qué sucederá con ella?

Pues que se representará. Si tenemos suerte se representará un buen número de veces y que mucha gente tendrá la ocasión de verla, y esperemos que de disfrutarla.

13.- ¿La publicarás?

Ni lo sueño. Eso es muy difícil para mí y además tampoco pongo empeño en ello. Me conformo con verla representada por mi grupo y disfrutarla así.

2 comentarios:

Hola, otra vez vengo a coincidir con vos. David Copperfield es uno de los recuerdos que atesoro de la infancia. Recuerdo un verano en que (como era habitual) no pudimos salir de vacaciones, y mi viaje fue a esa Inglaterra antigua y algo sombría, que a mí me resultaba tan mágica.
Y ahora la pregunta del millón ¿dónde puedo leer tu obra en prosa? ¿Se editó alguna vez y puede comprarse? Me encantaron algunos títulos como Tal vez el último eclipse o Mínimas horas de viento y piedra, si no recuerdo mal

Un beso Graciela

Anónimo dijo...

Recuerdo un libro de relatos cortos fabuloso,que no se si han vuelto a editar.
Felicidades por tu trabajo.