Pablo Juan Chelmick Ferreira

14:30 Red de Bibliotecas Municipales de León 1 Comentarios

Pablo Juan Chelmick Ferreira nace en 1965 en Ulme-Söeflingen en la antiguaR.F. Alemana, de origen italo-gallego, los flujos migratorios le llevan a recalar a León (España), donde desde joven colabora con sus escritos en variopintas publicaciones alternativas y actualmente en diferentes páginas de
la red dedicadas a la poesía.
“Invocar El Íntimo” es su primera publicación, recopilación de poemas instintivos, que quedan en su composición según ven la luz y que buscan a través de pinceladas eróticas las rutas naturales del deseo.
Actualmente trabaja en otro poemario“Vísceras del Alma”, un viaje en el
tiempo existente entre el pantalón corto del patio de colegio y la huella
que está por delante.
El beneficio sobre coste de la venta del libro "Invocar el íntimo", va donado integramente a la Asociación ALMON (Asociación Leonesa de Mujeres Operadas de Cáncer de Mama).



1. Alemán de nacimiento, Leonés de adopción, ¿Cuántos años lleva en León?

Desde muy corta edad. Con una madre gallega y un padre italiano, emigrantes en Alemania, me tocó la suerte de muchos críos de aquella época de la vorágine migratoria de las décadas de los 50-60, y quedar bajo la tutela de otros familiares. Años más tarde sería yo quien emigrara para una reagrupación familiar, y regresar años más tarde a “servir” a la patria y establecerme definitivamente en León.

¿Qué es lo que más le gustó de nuestra ciudad cuando llegó?

En León rompí miles de zapatillas mamando sus calles, cada vez que tengo la oportunidad de ejercer de anfitrión para alguien que no conoce nuestra ciudad, me siento orgulloso de poder mostrar una ciudad llena de luz, vestida de arte y agradable al paseo.

2. ¿Cuál es el ambiente literario de León?

Existe… pero sin una gran transparencia a la calle, no llega, hay pocas iniciativas que propaguen la poesía, leer se lee mucho, pero falta propaganda poética por parte de las instituciones y apoyo a los autores autóctonos en comparación con otras ciudades. Hay una escasa interactividad con los centros educativos, que deben ser la cuna de la afición por las letras. Existen disgregados movimientos asociativos que no acaban de encontrar un sitio determinante entre el público en general.

3. Escribe Poesía porque…..

Porque cuando no existían los juguetes tecnológicos de hoy en día, y tu infancia transcurre entre oscuros pasillos y puertas cerradas, descubrí que un lápiz y un papel daban mucho juego en las horas de ocio para dar vida al sentir que llevamos dentro, porque permite dibujar los sueños, conviertes un folio en un caldero donde vomitar lo que te hace daño, en una celda donde encerrar aquello que consideras injusto, en un panfleto reivindicativo, en un bosque donde la naturaleza se viste con toda su exuberancia de colores y aromas, en calles donde pasear sin cadenas a todos los animales que llevamos dentro.

4. ¿Cultiva otro género aparte de la poesía?

Me place navegar por el cuento infantil que enseña valores, donde la inocencia aún existe, donde hacer el bien divierte y el mal siempre sale perdiendo.

5. “Invocar el íntimo” ¿es deseo, amor, pasión?

Es una invitación a viajar por debajo de la piel y adentrarse en los laberintos de los sentimientos. Como deferencia a Celsa Barja, poeta orensana, lazarillo que fue durante la edición del libro, que sea ella quien conteste: “…Invocar el íntimo no sólo ofrece estrofas vestidas con la túnica verbal erótico-amorosa. Cada verso es una huida. Huye del poeta hacia nosotros, huye de nosotros a través de las sensaciones y huye de sí mismo, como de la eterna jugada del nacer. Ese clamor a lo hondo vence la ignominia de lo oscuro para que en la matriz móvil de su abismo despierte el amor. Así la palabra late y toda una simbiosis de la vida se nos ofrece con ella y a través de ella, desatando el anhelo que precede siempre al claustro vital, el delirio íntimo donde nos reconocemos seres con voluntad y alma, con las raíces bien enterradas en la misma memoria de la pasión. Se me antoja un llamado a lo inexpresable, una invitación a trascender el vocablo, a nadificarlo para que en su misma nada penetre lo inacabado por el poeta, es decir, nuestra propia realidad."

6. Es su primera publicación, ¿Cuesta publicar Poesía?

Es mucho más difícil. De la poesía no sacas una saga de magos, no conviertes un poemario en un “best seller”, ni da lugar a especular con la trama entre los amigos; la poesía es un excitante gueto de la literatura, un jardín donde no basta con pasear bajo los árboles, hay que sentir su olor, escuchar las palabras que susurran en silencio, sentir las caricias o las cuchilladas de sus voces.

7. ¿Se publica poesía para que sea un proyecto exitoso o como desahogo del alma?

Quien escriba poesía con el único objeto de publicar está enterrando el corazón de la palabra, la publicación debe ser el ave que se desnuda de sus alas para dejar los versos a las puertas de quienes gustan de una literatura diferente. El éxito lo encuentras cuando escribes desde dentro, los aplausos apagan el grito de los poemas, es más sonoro el aplauso silencioso de la piel que se eriza tras la lectura de un poema.

8. ¿Es la Poesía un género minoritario?

No en su creación. Se escribe mucha más poesía que cualquier otro género, pero sí en su lectura, para leer poesía hay que sumergirse en las profundidades a pleno pulmón, hay que abrir la piel y dejar que fluya la sangre de las letras, hay que saber sentir.

9. ¿Qué opinión le merecen los best sellers? ¿Pueden crear adictos a la lectura?

Me críe entre las fotonovelas y las novelas de cambio del “oeste” de mis primos, y me convertí en un verdadero adicto, del instituto me “piraba” las clases para irme a la biblioteca municipal a leer; Toda adicción es dañina y te hace perder el gusto del verdadero placer. Los “best sellers” ayudan a engancharse a la lectura, pero no viene mal una cura de desintoxicación a través de la poesía.

10. Recomiéndenos un libro.

“El silencio después de la humanidad”, aún sin escribir y sin autor; de los escritos, “El tercer ojo” de Lobsang Rampa, lo encontré de crío un día al sacar la basura a la calle y pude llegar con él a casa antes de que me comieran todos los perros del barrio, lo he leído una vez en cada década de mi vida y sigue latiendo como el primer día.

11. Y ahora un autor o autora.

De siempre Espronceda, único Joaquín Sabina, de ahora Celsa Barja, y en mi corazón los poetas del Callejón Hamel de La Habana.

12. ¿En qué está trabajando ahora? ¿Cuáles son sus proyectos futuros?

En un nuevo poemario más “canalla”, más radical, donde se vierten sentimientos más sociales, que verá la luz en próximos meses; y a la vez, dada mi condición de árbitro de fútbol, en un libro sobre los avatares de esta afición…, por capote un silbato.

1 comentarios:

Utopía dijo...

Agradezco a Pablo Juan el haberme brindado la oportunidad de compartir el "alumbramiento" de "Invocando el íntimo", el hacerme partícipe de su presentación haciéndome sentir una más entre su gente. Si leerlo fue una dicha, el calor y acogida de esa tierra es algo inolvidable para este pequeño lápiz. Es un honor -y un orgullo- que se me nombre hoy aquí. Gracias de corazón y larga vida a la Poesía.